Todavía recuerdo una frase que escuche en una conferencia hace unos años atrás, “Si tu crees que la educación es cara, imagínate la ignorancia”, en Bolivia son muy pocas las personas que invierten en programas de formación complementaria y muchos de los escépticos en la importancia de la capacitación, son quienes en un futuro cercano no pueden acceder a ciertos espacios donde se requieren conocimientos, habilidades y destrezas para el desenvolvimiento de sus funciones.

La importancia de capacitarse constantemente, no sólo le permite al beneficiario estar en constante entrenamiento de recibir conocimiento, si no de poner en práctica inmediatamente, todo o algo de lo que académicamente se pudo transferir con un experto en la materia, por supuesto el escoger la temática formativa y a los expositores es fundamental a la hora de realizar la inversión educativa.

En un medio donde constantemente cambian las formas de entender los avances tecnológicos y las dinámicas de las relaciones interpersonales, la capacitación se ha convertido en una herramienta fundamental para estar acorde con mundo competitivo por si en algún momento se nos presentan cambios abruptos en el desenvolvimiento de las actividades laborales. Es mejor estar preparados para el futuro que vivir en la incertidumbre.

La capacitación sirve para desarrollar el potencial de las personas, nadie se hizo especialista sólo con la práctica diaria de las labores cotidianas.

EL APRENDIZAJE NUNCA AGOTA LA MENTE – Leonardo Da Vinci

 

`